Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

martes, enero 24, 2017

Reflexión

La moribunda bruja seguía atormentada en su lecho luego de semanas de agonía. Custodiada por cinco jóvenes pero poderosas hechiceras, la maestra de conjuros y encantamientos no tenía los conocimientos ni las fuerzas para curar las heridas infringidas por el brutal ataque de un grupo de practicantes evangélicos que descubrieron cómo ella se apoderó de la conciencia de la hija del pastor, convirtiéndola en una seguidora del demonio. El ataque fue tal que acabó con la vida de la joven pecadora, y dejó a la bruja con quemaduras tan graves como para dejar expuestas grandes áreas de su esqueleto a vista y paciencia de quienes fueran a visitarla para intentar salvar su cuerpo y darle algo más de tiempo a su alma consagrada al imperio del mal. Pese a todos los hechizos e invocaciones a poderosos demonios, la suerte parecía estar echada para la malvada mujer.

Esa noche apareció en el departamento de la moribunda una pequeña y arrugada mujer, que parecía tener más años que todos los habitantes del edificio, quien sólo necesitó pararse frente a la puerta para que ésta se abriera sin dificultad para darle paso. Cada pisada de la anciana hacía vibrar las paredes y los muebles del lugar, y su sola presencia envolvió en un temor indescriptible a las brujas guardianas, quienes nunca habían estado en presencia de tal nivel de maldad y en un estado tan puro y evidente. La mujer se acercó a la cama de la moribunda, quien abrió bruscamente los ojos al sentir en su entorno a su poderosa maestra; pese a su esfuerzo, no fue capaz de evitar lo que sabía iba a suceder.

La anciana maestra sacó de entre sus ropas una vieja bolsa plástica de supermercado, vaciando su exiguo contenido en el velador de la moribunda: una bolsa con tierra de cementerio, un pequeño macetero plástico, una semilla, una cuchara sopera, una botella con óleos robados de una iglesia y maldecidos en tiempos inmemoriales,  y una aguja plateada. La mujer abrió la bolsa de tierra, y mientras recitaba palabras ininteligibles, sacó cuatro cucharadas de tierra y las depositó en el pequeño macetero; luego de ello tomó la alargada semilla y la colocó sobre la tierra, en un pequeño espacio que hizo con la cuchara. La mujer dejó el macetero en el velador, destapó la botellita con los óleos, y siguió recitando en voz baja un par de minutos, para de improviso detenerse y clavar su mirada en la agonizante mujer, quien empezó a gritar desesperada para sorpresa de quienes estaban en el lugar. La anciana mujer se colocó de pie, haciendo que los gritos de la bruja herida se hicieran cada vez más destemplados.

La vieja bruja se acercó al cuerpo de su agonizante alumna, quien no paraba de gritar de espanto. La anciana tomó del velador la aguja plateada, y sin que nadie alcanzara a hacer nada, la enterró en el anular izquierdo de la mujer herida, quien en ese instante dejó de gritar; la anciana dejó la aguja en la mesa, tomó el macetero y exprimió una gruesa gota de sangre sobre la alargada semilla, para después tomar una quinta cucharada de tierra y cubrir la semilla, y finalmente regar todo con los óleos robados. En el instante en que los óleos desaparecieron de la superficie del macetero, la bruja agonizante y sus cinco guardianas murieron instantáneamente. La anciana tomó con cuidado el macetero y lo envolvió con la bolsa de supermercado, para luego dirigirse a la puerta de salida. Mientras pasaba por encima de los cadáveres, dijo en voz alta:

—Veo que no aprendiste nada de todo lo que me esmeré en enseñarte. Tus aprendices no servirán ni de carroña, pedazo de imbécil—luego de ello levantó el macetero en su bolsa y mirándolo dijo:—Pero bueno, supongo que con unos dos mil años encerrada en esta araucaria te bastará para aprender tu lección y seguir mis órdenes al pie de la letra.

1 Comments:

Blogger Fredy Polo said...

llegue aquí de manera aleatoria, visito 10 blogs al día y este es el numero 6°.
buenos relatos, aunque me hubiese gustado que cada uno contara con una imagen, la historia de la bruja es una historia solitaria o va unida a otras??? al leerla me llegaron imágenes de harry potter y terror en silent hill.
mi blog es www.latecleadera.blogspot.com
buena suerte con su género de terror

2:53 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home