Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, noviembre 25, 2009

Espejo

-Se está acercando el tiempo.
-¿Cuál, el del cumplimiento de los plazos?
-Sí, ese tiempo en que hemos de mirarnos en el espejo de la verdad y ver más allá de nuestros esqueletos.
-¿Crees que hemos de ganar algo con ello?
-Sí, sufrimiento, dolor, soledad: esos son los frutos de la verdad cuando nos decidimos a encararla.
-Sí, también lo he vivido. ¿Y por qué suele ser de ese modo y no otro más normal?
-Ese es el modo normal cuando obramos de forma normal: mal. Si fuéramos sinceros siempre no existiría el espejo, o tal vez estaría en algún museo.
-¿Acaso eso implica que no somos sinceros?
-¿Te cabe alguna duda acaso? La sinceridad no es un bien mercantil, y al no valorarse en dinero cada día que pasa pierde valor.
-Mira, un perro. Me agrada hacerles cariño a los perros callejeros.
-Sí, es agradable.
-¿Ellos no tienen espejo?
-No lo necesitan, no saben mentir. Si quieren morder muerden, si quieren que los acaricien se te acercan cabizbajos.
-¿Eso los hace más felices?
-No lo sé, pero sus vidas son mucho más simples que las nuestras.
-¿Cómo será mi espejo?
-Como el de todos, suficiente para que alcances a ver todo lo que debes ver.
-Ah… ¿y cómo será el tuyo?
-Yo no tengo espejo mi amigo, no tengo nada que reflejar…

7 Comments:

Blogger The queen of machines said...

Sé que es auto referente, pero trato de verme todos los días en ese espejo y ver y verme.. también salí atípica al ser tan frontal, directa, demasiado sincera, quizás como los perros, pero la sociedad te va enrostrando que no es bueno ser así, te patean, te excluyen o desean que seas "carne de cañón" para hacer y decir lo que ellos mismos desarían decir pero nunca se atreven y cuando vuelves la mirada, ya no están, por que no pueden, no les conviene.

Decir "me gustas" o "te quiero" directamente, sinceramente, se volvió atípico como me respondieron: ".. y me lo dices así( decir me gustas)? sin táctica ni técnica?.. me hubieras dicho que tenía que alejarme, salir más, quizás así podría haber pasado algo.."

Y a pesar de todo seguiré como los perros.

6:18 p. m.  
Blogger Clo... LA VILLANA said...

Mmmm...eso de "no tener nada que reflejar" me dejo pensando... es re dificil lograr la tan ansiada "sinceridad" poh!
Un beso <3

11:11 p. m.  
Blogger Cardo said...

Concuerdo con la Sita Queen, es atípico ser sincero, honesto, transparente, franco... yo siento que es tan fácil ser directo, frontal, pero demasiada gente se incomoda con esas virtudes que una a veces termina envuelta en esos "juegos" de falsedades, casi pa' no incomodar, maaaal.
Muy buen relato y mejor tema Doc!
SALUDos!

11:50 p. m.  
Blogger MNB said...

Muy bueno, original.

Harto cachetón el narrador que no tiene espejo...

Cariños.

7:12 p. m.  
Blogger tequila said...

Buenas Doctor Blood:
descubrí tus blogs a través del de Bitter.
Estuve cotilleando por tus páginas: me encanta tu voz (profunda) y pasé un bien rato,Karaokeando tu último blues del corta venas y muerta...

El espejo de la verdad:
De verdad cree que la sinceridad tiene o carece de valor en función de un ranking social? No debería ser/no ser sincero por y para uno mismo?
Acierta con lo que dice de los perros. No sé si sus vidas son más simples pero sí que son más felices.

Saludos.

5:06 a. m.  
Blogger Víctor Hugo said...

Prefiero reflejar en mi espejo

saludos!
VH

10:15 p. m.  
Blogger Daniel. Te invito a visitar http://eldeportero.wordpress.com said...

Está bien filosófico el cuento, Doc. Me dejaste pensando.
Saludos

1:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home