Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, marzo 31, 2010

Historia de Sangre: Hogar

Historia de Sangre ©2007 Jorge Araya Poblete
Registro de Propiedad Intelectual Inscripción Nº 160719

Capítulo III: Hogar

Su vida había cambiado. Las excursiones de caza ya no eran lo de antes. Ahora eran a un solo sitio, y en pocos minutos obtenía lo que necesitaba y más. Además de la comida, los animales de su clase tenían muchas cosas que le estaban facilitando la vida. Cuerdas, objetos de metal para diversos usos, animales que hacían parte del trabajo pesado en vez de ser fuente de alimentación… pero había dos cosas que llamaban fuertemente su atención. Una era la comunicación: aún recordaba de sus padres y hermanos algunas palabras, pero no las había practicado por vivir solo. Al escuchar hablar a los animales, su memoria lentamente se activó, y empezó a recordar lo que significaban algunos términos; una vez, inclusive, antes de matar a una de sus presas intentó hablarle, pero el sonido que salió de su boca semejaba más un rugido que una palabra. Debía entrenar, escuchar y practicar a solas para mejorar esa capacidad escondida: en su fuero interno sabía que, en algún instante de su existencia, habría de servirle para… algo.

La segunda cosa que ocupaba su mente, y que venía de la primera incursión a la villa de los animales de su clase era la casa de piedra… esa imagen no se despegaba de él ni a sol ni a sombra. Varias veces se había descubierto en las sombras de la ciudad mirando absorto la primera casa, sin preocuparse de ser atacado o atrapado (en realidad, con lo débiles que eran no importaba de todos modos) o de quedarse sin cena. Sabía que de un u otro modo esa casa de piedra se había transformado en un objetivo importante para su vida, pero también en un problema. Se había dado el tiempo de seguir a los humanos (así se hacían llamar) y vio cómo extraían rocas de un sitio sin vegetación. Transportaban entre varios las rocas elegidas hacia la villa. Luego las cortaban y pulían con sus herramientas de metal, las distribuían en el suelo y empezaban a pegarlas con una mezcla extraña; así, corrida tras corrida iba creciendo la casa. No parecía difícil… no tanto… Luego de cazar a los constructores y obtener de ellos el secreto de la mezcla y las herramientas, se dirigió a su casa de troncos para empezar a planificar la construcción de su obsesión.

A la mañana siguiente aún no sabía de dónde sacar las piedras para su proyecto. No era fácil encontrar piedras sobre… ¿y si usaba la misma losa? Si esa losa lo había protegido por tantos años, ¿no daría acaso el material preciso para hacer su sueño realidad? Claro, era lo ideal pero probablemente no sería tan simple. Si era tan poderosa para protegerlo, probablemente era casi indestructible… y si la lograba romper, podía perder sus propiedades, y quedaría un agujero de proporciones… Pero era un riesgo que valía la pena correr: si había podido sobrevivir años atrás de niño sin ayuda de nadie… sólo de la losa… si se equivocaba debería partir de cero… bueno, el deseo era mayor que la prudencia, y había que hacer el intento.

La idea de picar la losa con el fierro más grande, tal como lo hacían los humanos, fue la primera que intentó: sólo sus veloces reflejos impidieron que el trozo de herramienta se le enterrara en la cara. Una a una destrozó las herramientas más grandes, y se dio cuenta que intentar con las pequeñas sería simplemente perder el tiempo. Un extraño sentimiento lo invadió: la sensación de no poder lograr algo en su vida le era desconocido. Por primera vez en su vida sentía impotencia… y luego la ira se apoderó de él. Un rugido destemplado que se escuchó a cientos de metros de distancia y que espantó a todas las aves del bosque fue seguido por un impresionante puñetazo a la losa, que estremeció el piso completo. Luego de mirar su mano y cerciorarse que sus huesos estaban en su lugar y enteros, miró la losa: lo que ninguna herramienta pudo, su mano y su ira lo hicieron a la primera. Toda esa tarde se dedicó a golpear con sus puños la losa, hasta lograr la cantidad suficiente de piedras para hacer a lo menos un muro. El agujero que había quedado en la losa era gigante, pero ese problema lo solucionaría más adelante. Por ahora bastaba con dejar las piedras junto a su casa de troncos, y al día siguiente empezar a planificar el resto.

Temprano en la mañana, como de costumbre, se levantó completamente descansado; eso era una buena señal, por lo menos la losa que quedaba debajo de su casa seguía manteniendo sus propiedades regenerativas. Su mente inmediatamente se concentró en las piedras y el agujero que había dejado. Al salir de la casa, sus ojos no daban crédito a lo que veían: las piedras estaban donde las había dejado, pero el agujero había desaparecido. Parecía que la losa hubiera generado más losa durante la noche… pero eso no era problema para él, desde que llegó al lugar aprendió que la losa era un objeto demasiado complejo para ser asimilado por su entendimiento, y por ende, todo lo que de ella surgiera se aceptaba ciegamente. Simplemente recordó los pasos seguidos por los constructores para hacer la mezcla que uniría sus piedras y concretaría su sueño, y dejó los misterios en el olvido…

5 Comments:

Blogger Clo... LA VILLANA said...

Acá no le aplicó gore, my doccc... me quedo con el capitulo anterior ahi habia blood! jejej
<3

11:12 p. m.  
Blogger Daniel. Te invito a visitar http://eldeportero.wordpress.com said...

Interesante que la losa se regenere a si misma? Será el poder de la Tierra?
Saludos

8:11 p. m.  
Blogger Jose Peña said...

bueno, muy bueno...

10:27 a. m.  
Blogger Bitter said...

aaargggg y tiene continuaráaa???? ¿que le pasó al cortito y sintético bludi???
¿me lo han raptado? ¿o se fue a vivir a la losa??
un abrazote

6:19 p. m.  
Blogger Froiliuba said...

Se está volviendo humano? empieza a tener pensamientos que no le son propicios, quiere ser uno como ellos, se esta haciendo una csa
dentro de poco sentirá que está solo y recordara que tenia una familia, entonces, será infeliz.

continúo, que me atrasé.

6:23 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home