Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, mayo 07, 2008

Niñez

El pequeño niño corría libre por el parque; a pocos metros de él, sus padres lo seguían para permitirle divertirse sin quedar a merced de la inseguridad de la vida moderna. Mientras sentía el viento haciéndole cosquillas en la cara olvidaba que vivía junto a sus padres en un pequeño departamento donde el clima era controlado por una máquina de aire acondicionado, y que sus juegos no existían fuera del computador de su dormitorio. Ese parque significaba la vida que el resto del tiempo le era restringida.

Mientras jugaba consigo mismo, envuelto en el mundo que su imaginación armaba con árboles y montículos de tierra, un viejo perro se le acercó en busca de cariño y algo de comer. Para él los perros eran casi una incógnita: ver animales cerca de él en una ciudad con tan poca vida (incluida la humana) era una experiencia novedosa y enriquecedora. Salvo una que otra paloma que se posaba por breves segundos en el balcón, el niño no tenía contacto con animales: bueno, no con aquellos que no aparecían en internet.

El pequeño seguía corriendo por el parque, riéndose de los vanos intentos de sus padres por atraparlo. Sabía que era parte del juego, pero generalmente cuando lo atrapaban el momento de volver al encierro del departamento se acercaba, y con ello todo lo que le desagradaba: bañarse, comer, acostarse a dormir y prepararse para el colegio del día siguiente. Por eso corría y corría haciendo fintas para alargar ese tiempo bendito de libertad.

El pequeño niño corría libre en el parque; de pronto, una brusca campanilla de reloj lo vuelve a la realidad. Ya era hora de levantarse a buscar niños al parque para truncar sus vidas, tal y como lo habían hecho con él en su perdida niñez.

23 Comments:

Blogger Mary Lovecraft said...

Joper mi hermanito, estás muy introspectivo últimamente...tus cuentos dan mucho que pensar, más que de costumbre...


besos sangrientos y frustrados, y desilusionados y melancólicos y...

Mary, desde el Averno :'(

8:08 p. m.  
Blogger Daniel said...

Al final el cuenta le da la razón a la publicidad: Ensuciarse hace bien.
Saludos

8:48 p. m.  
Blogger Claudia Canifru said...

¿O sea no estaba dispierto? Chaaaaaaa!!!!

Yao, chauchera reclamón.

10:47 p. m.  
Blogger Criatura Nocturna said...

Mmmm por eso no hay que hablar ni ir con extraños....

Saludos nocturnos

11:40 p. m.  
Blogger Paula... Andrea said...

La verdad no se si es la hora o que ando media distraída desde ayer pero quede pilla con la historia.............. sera.

Cariños!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

11:49 p. m.  
Blogger MNB said...

Cuando empecé a leer...El pequeño niño corría... ya me angustié.
¿Qué le va a pasar a este niñito?

Me pareció triste el cuento, pero no trágico como lo imaginé.

Excelentes y originales tus cuentos.

Cariñotes.

1:20 a. m.  
Blogger Machelita said...

hummm
esta dentro de otra línea....

¡extrañe la sangre!

2:01 a. m.  
Blogger mar.de.Isaac said...

Repleto de un temor interno. Entre líneas sutiles horrores se calan.





Un saludo.

2:50 p. m.  
Blogger Jaime Ceresa® - Cambia tu link a http://revistalapagina.com said...

Pta la wea comente y se borró la mierda.

Decía que como están de enajenados los niños no es raro que esto se de en la realidad.

Eso, en dos párrafos.

Cuídate.-

11:23 p. m.  
Blogger MNB said...

Doctorcito:

Te voy a hacer una pregunta:
¿Por qué las mujeres no podemos escribir como lo hace Jaime Ceresa?

Me encantaría poder expresar en público lo que dijo él, pero pasaría a ser el punto de descalificación.

P.S. Un médico debe contestarle a sus pacientes. ¿O no?

Cariñotes.

12:07 a. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

BLoody

Vengo a darte un abrazo y un beso de nina mal portada.

:)

No te veo por ningun lado.

Ninguno.

Donde estas?

Petra

4:27 a. m.  
Blogger Barbaraza said...

Mmm... no le estaras poniendo mucho??
Todos vivimos lo mismo y no por eso nos sentimos "atrapados" o si??
Mmm...
to be or not to be...

11:04 a. m.  
Blogger Corven Icenail said...

Está mucho más melancólico y misterioso que lo que acostumbras.

Los cuatro pulgares arriba!!

11:37 a. m.  
Blogger Bitter said...

Introspectivo y muchos ????????
Y lo leo y leo de nuevo.
wuaaaa....me estás haciendo pensar ahora último.
Todavía estoy masticando la última frase, uhmmm muchas preguntas.

besos amargos

1:34 p. m.  
Blogger LuLLy, reflexiones al desnudo said...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo

Hola Dr. Blood!!

No es justo este relato. Fui tan libre en mi niñez con mis seis hermanos y muchísimos amiguitos que me oprime el corazón el saber que muchos niños no pueden disfrutar de parques y naturaleza como lo hice yo.

Un abrazo saludable para tí!

5:11 p. m.  
Blogger Rafaela said...

Excelente!

Mi hijo chico cuando viviamos en N.Jersey y era invierno y todo estaba blanco de nieve casi no salia del depto. Y cuando lo hacía corria en libertad....respirando por fin y saboreando los colores. La rutina, los trabajos, las obligaciones, la rutina, la comodidad nos está mermando la capacidad de asombro y como dices tú truncando nuestras vidas.

Excelente relato, muy bien escrito, lleno de imágenes (me recordo al Gigante egoísta).
Felicitaciones MR. Sangriento

9:41 p. m.  
Blogger Claudia sandia said...

me recordo como algunospadres, le cagan la vida a sus hijos de la misma forma...
o como... nos vengamos sin querer o mas bien con querer de otros.

saludos

10:49 p. m.  
Blogger FENIX said...

Un llamado de atención tal vez... en la vida real si hay cada loco suelto por ahi.

a cuidar en extremo a nuestros niños.

un saluda.

7:27 p. m.  
Blogger El Zopilote said...

Buenisimo post...no sabia que esperarme al final!!!

saludos doc blood,

10:14 p. m.  
Blogger Sabina Atalaski said...

Estás particularmente "oscuro" estos últimos días... y menos "lúdico". Mmmhhhh....

10:36 p. m.  
Blogger lichazul...elisa said...

cuando pequeña siempre temí al KUKO de debajo de la cama.....arrastra a los que no se portan bien:-)

muakismuakis

4:29 p. m.  
Blogger lichazul...elisa said...

este comentario iba con el post de abajo del gato

pero se me chisporroteó...chanfle

4:30 p. m.  
Blogger Clau said...

Querido blood, en mi bloZzz usted puede opinar lo que quiera. Asi que si quiere tirar mierda, ya puede tiene toooodo mi permiso, de eso se trata la entrada porque la veerdad no sé si soy yo la amargada
Abrazooos de oso

5:37 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home