Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, diciembre 09, 2009

Imagen

Bajo el ala de su sombrero de fieltro el joven avanzaba calle abajo en la noche. La lluvia que caía violentamente y la pobre iluminación de la calle, junto con su negro impermeable le daban un aspecto de viejo patético que llamaba la atención de los pocos transeúntes que se atrevían a salir esa lluviosa noche. Una estela de misterio lo envolvía, cosa que lo tenía sin cuidado, a él sólo le importaba llegar luego a su casa a descansar luego de un arduo día de trabajo. Le parecía divertido notar la reacción de la gente al verlo, de hecho no era infrecuente que algunos hasta cruzaran a la acera contraria para no cruzarse en su camino.

La lluvia se hacía más intensa, lo que dificultaba su marcha y hacía más tenebrosa su imagen cortada por las tenues luces de la calle. Le costaba algo entender la reacción que causaba en la gente, de hecho encontraba hasta entretenido el hecho que el color de su ropa y el sombrero le confirieran, en la mente de quienes lo veían, casi poderes mágicos o inclusive malignos. Él sólo salía todas las mañanas al despuntar al alba a su trabajo, luego de lo cual volvía a su hogar para dormir y empezar su rutina al alba siguiente.

Bajo el ala de su sombrero de fieltro el joven cavilaba acerca de su imagen mientras se acercaba a su hogar. Luego de terminar una agotadora jornada de guiar almas malvadas hacia las puertas del averno a pagar sus pecados en la muerte eterna, lo único que anhelaba era llegar a su tumba a descansar sus putrefactas carnes hasta el día siguiente…

3 Comments:

Blogger Clo... LA VILLANA said...

Un cuento a la altura de Blood... por lo menos ya no tan gore!
Besoss

12:03 a. m.  
Blogger Kitty said...

uuuyyyy que tenebroso jejejeje

saluditos,

2:41 p. m.  
Blogger Daniel. Te invito a visitar http://eldeportero.wordpress.com said...

Pero si la muerte también tiene que trabajar y tener su tiempo de descanso, no creen?.
Saludos

6:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home