Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, junio 06, 2007

Empresa

La frenética música alejaba su mente de la decisión que había tomado. Ya bastante tiempo había usado en la planificación, el suficiente para no dejar ningún cabo suelto. Habían sido muchos años de maltrato, de desilusiones, de indiferencia y soledad. Había llegado la hora de que el resto viviera la soledad, sintiera la indiferencia, sufriera el maltrato.

El edificio corporativo fue diseñado en una época difícil. Era frecuente ver en los noticiarios como los viejos edificios de la década anterior eran blanco recurrente de antisociales y desalmados que los atacaban con todo tipo de explosivos; por lo tanto todos las torres nuevas estaban llenas de medidas de protección externas, convirtiéndose en verdaderas fortificaciones. Para dar mayor seguridad, sólo el presidente de la empresa y el accionista mayoritario contaban con llave maestra que cortaban dichas defensas. Sin ambas llaves, todo el edificio era una construcción invulnerable.

La frenética música permitía que el tiempo corriera sin que el arrepentimiento pudiera asomarse y echar todo por la borda. Ya había plantado una cantidad de explosivos suficiente para volar la manzana completa y sólo faltaba activarlas de modo secuencial, para que el derrumbe acabara con todo y todos. Ya no volvería a estar solo, porque todos se irían con él al infierno; ya no los vería hablar a su alrededor sin ser tomado en cuenta; ya no sabría el lunes siguiente de las fiestas de fin de semana a la que nunca fue invitado; ya no vería más los regalos del amigo secreto pasar frente a sus ojos sin haber recibido ninguno; ya no sería felicitado de frente y vapuleado a sus espaldas.

Esa mañana estaban haciendo una auditoría general a la empresa, por tanto todos debían estar en sus puestos. Para evitar filtraciones de cualquier índole, se habían bloqueado internet y los teléfonos por orden del presidente. Extrañamente el accionista mayoritario no apareció por ninguna parte, pese a haber sido uno de los impulsores de la auditoría; mientras tanto el presidente había visitado todos los pisos, para luego ir a su oficina.

La frenética música dio paso al silencio. Era la hora precisa: con una llave en cada mano el presidente de la compañía desbloqueó el sistema de seguridad y activó la secuencia de explosivos. A su lado yacía el cuerpo del accionista dueño de la otra llave…

17 Comments:

Blogger Don Chere® said...

No porque la trama de esta historia se me asemejó a la Corporación Umbrella de Resident Evil...se que es na que ver, pero eso me imaginé.-

Cuídate.-

10:33 p. m.  
Blogger Criatura Nocturna said...

Que buena. Sé de algunos casos en que seguro se conseguirían las dos llaves.
El infierno no parece ser tan mal lugar, de ahí somos.....

Saludos noctunos

1:30 a. m.  
Blogger La Libélula said...

Me acordé de las torres gemelas, es verdad que nada que ver pero fue inevitable.

Que hombre más atormentado el protagonista de tu historia, de seguro le hizo falta amor... y sentido del humor!

Me gustó!

Saludos sangrientos mi querido doctor!!!

Yve

12:26 p. m.  
Blogger lover said...

Cuantas veces pasamos por el lado de alguien sin verlo, sin siquiera fijarnos que esta alli; cuantos chicos en los colegios son sombras que caminan porque pasan desapercibidos por la vida...No mirar a nuestro lado y fijarnos quien esta alli es una forma de violencia, de maltratar sin golpes y sin palabras.

Quizas como dice Libelula le falto amor, y de todas las clases y formas que existe, porque aunque hubiese alguien alli que lo amase nunca hubiese matado.

Gran publicacion... como siempre


saludillos eternos Doc¡¡

LA MUJER DETRAS DE LA ETERNIDAD

12:43 p. m.  
Blogger Daniel said...

Tu cuento, Blood, muestra un poco la soledad que te hace sentir esta en la cima y tener tanto poder. Saludos

1:00 p. m.  
Blogger Ana María said...

Tienes poder Dr. Blood, ehh... claro, el de las palabras.



Un beso coagulado.

4:29 p. m.  
Blogger El Señor de Monte Grande said...

Buen reflejo Dr. de la soledad del poder

Un abrazo desde MG

10:58 a. m.  
Blogger La Dulce Luna said...

A esa soledad...

Quien te invito a pasar
llegas justo a tiempo
para mi mundo acabar

Eres mala compañía
para mi pobre alma partida

A mi alma te aferras
como la hiedra a la roca

No te quiero a mi lado
tu presencia me hastía

Déjame ser feliz
aunque sea una vez en la vida...

Dulces tardes doctor, si le das a este link creo que puedes pasar un ratito ameno...es un regalito para ti:

http://www.netdisaster.com/go.php?mode=god&lang=es&url=http://www.doctorblood.blogspot.com/

11:46 a. m.  
Blogger FÈNIX said...

M e imagine muchas razone para su actuar, solo pudo haber sido el dinero.

un saludo

7:36 p. m.  
Blogger Icy said...

SINIESTRO!!!... y yeap! hay que tener cuidado con el mal de alturas decía mi abuela, que de dichos y de infierno sabía mucho...

Me pregunto quien tendrá la otra llave de mi fortaleza... no es que quiera matarlo, pero necesito abrir el acceso...

Besos de aquellos, doc!!!

See U babe!

I.

PD: Tks for the visit!!!

3:24 a. m.  
Blogger Águila libre said...

Hola Blood: es raro sentir al leer que es tanto lo que le importa a alguien no ser considerado ni apreciado, que lentamente se va creando un odio y rencor que termina en una venganza horrible. Sin sentimientos, sin dudas, sólo la venganza que terminará con todos, incluso con él mismo.

Harto fuerte, pero en la vida real lo hemos visto en las noticias más a menudo de lo que quisieramos.

Un beso,

Pay

3:13 p. m.  
Blogger C.G. said...

Jajaja :)
Bueeeeeeeeena...
Me pillaste, esta vez no logré adivinarte hasta el último párrafo, solo recien se me hizo claro :P

¿Crees en el arrepentimiento?
¿En el arrepentimiento que justo antes del final te redime de tus instintos primigenios, de tus pensamientos oscuros o de tus deseos prohibidos?
;)

1:11 a. m.  
Blogger Pame said...

Hola:
Historia sangrienta, me iamginé que las dos llaves eran dos caminos, definitivamente uno era el infierno, el otro...me perdí, bueno te dejo saludos y ya leeré con más atención, sólo es mi primera visita, y talves la última, todavía no lo se...Bye

7:13 p. m.  
Blogger Agua de Luna said...

Que bueno... me gusto mucho. Besos de AguA desde la Luna

4:29 p. m.  
Blogger poetarafa said...

Las llaves son muy riesgosas, los códigos son descifrables, nada es seguro, ni en casa, trabajo o calle.
Y todos murieron?
Que Blood tu cuento.
Hasta luego, hace tiempo que no pasaba.

11:06 p. m.  
Blogger Joss said...

Y ahora a esperar la lluvia de escombros.

DTB

11:34 a. m.  
Blogger Dulcinea said...

Estimado Doctor:

Buen relato, inevitablemente pienso en esas pobres almas sin descanso, que se van por el camino equivocado y que se pierden en el espacio. Cuantos de nosotros, muchas veces pasamos inadvertidos frente a otros seres humanos y eso que importancia tan trascendente tiene. Mientras tengamos claro quienes realmente somos y por donde vamos, nada más debería bastar.

Respetuosos saludos para usted,

2:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home