Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, enero 30, 2008

Vista

Sus ojos no lograban enfocar el campo visual frente a sí, era difícil ver tan de cerca y sin ayuda. Lograba notar un tejido grueso, como las fibras de un canasto, pero no estaba seguro. El resto era sólo una extraña mezcla de algo rojo y un líquido espumoso que no sabía identificar. Parecía estar rodeado por otros, pero tampoco estaba seguro… de hecho en ese instante no había muchas cosas seguras en su realidad. El calor, la humedad y la incertidumbre lo agobiaban, haciendo que los segundos parecieran horas.

De pronto alguien lo tomó por el cabello, alejándolo de esa incómoda posición y permitiéndole aclarar algo su vista. Bajo él estaba el cesto que ahora identificaba con facilidad, con dos o tres cabezas en él; enfrente, una turba enardecida celebraba al verlo; tras de sí, y de quien lo sujetaba, la guillotina y su cuerpo: nadie le dijo que la muerte no era instantánea…

22 Comments:

Blogger Daniel said...

Creo que hay cosas que uno, realmente, no desearía ver. Igual que el protagonista de esta historia.
Saludos

7:25 p. m.  
Blogger Mary Rogers said...

Qué bueno, Blood, espectacular;=)


Un abrazo

9:10 p. m.  
Blogger danieLa® said...

Te pasaste... qué buena!, me gusta leer cuentos como este, que no logro imaginarme el final hasta que llego a él. De hecho cuando termino de leer, parto de nuevo ahora con el final ya sabido, jeje.

Abrazos doc!.

9:20 p. m.  
Blogger Sabina Atalaski said...

Güeno, galeno sangriento! Morí con el cuento (no tanto ni tan lentamente como el protagonista, claro está).

10:10 p. m.  
Blogger Claudia sandia said...

a veces vemos, pero no entendemos.. mejor dicho no queremos ver ni menos entender.
como todo es lento.
confiezo que me gusta el sabor espumoso y cremoso de la sangre

besos.

11:23 p. m.  
Blogger Criatura Nocturna said...

Hasta las dos últimas líneas, pensé que era un parto múltiple,jajajaja.
Será que mañana es jueves?

Saludos nocturnos

12:39 a. m.  
Blogger Maria Jose said...

cierto..
nadie se lo dijo...

perverso secretto jajajaja !!

mis respetos

1:37 p. m.  
Blogger mariadnne said...

Este relato me recuerda " Que no hay peor ciego que el que no quiere ver.."

Sabe Doc..creo que la guillotina solo hizo lo que el ya habia hecho mucho antes..negarse a si mismo..hasta el final..!!

Si uno no se escucha..nadie le puede decir lo que vendra..!!
Bueno..que decir..me gustó..corto..preciso--conciso..

Ha mejorado su trama Doc Tismor..!

Un abrazo Mary..

8:48 p. m.  
Blogger FuriosaCanifru said...

Yo leo rápido rápido pa' cachar el final. De pura sapa.

Gueno gueno.

Saludos dostor sangrita.

12:54 p. m.  
Blogger Paula... Andrea said...

Ni te dicen que quizás algunos celebraran tu muerte............ celebrar una muerte, convertirlo en una fiesta que desquiciado.

Saludos!!!!!!!!!!!!!!!!!!

12:54 p. m.  
Blogger Dra Parca said...

Auchis! O.O

Buena historia, me gusta como sabes lograr tanto suspenso en tan pocas líneas, es genial.

Hasta pronto :D

1:15 a. m.  
Blogger Dra Parca said...

...Era "Cómo"... Me equivoqué :P

1:17 a. m.  
Blogger Bitter said...

Uyuyuy mas sagriento que nunca Doc, y a mi no más se me ocurre leerte mientras desayuno, guac. Como siempre tengo que llegar al final pa cachar, cortito y sangrón, eh doc?

Pd: aún no puedo creer que ni siquiera hayas leido, alguna vez, al gran Dr Mooortis!!!

12:32 p. m.  
Blogger Qettah said...

joooder que yu yu, ajajaja...carajo que macabro pero y si es verdad?...conseguiras que me emparanoie, ajaja..

besos...Qettah

3:49 p. m.  
Blogger Qettah said...

vamos que solo me lees porque me estas estudiando?, ajajajaja... todo pasa por algo. Te leo por que me gusta como escribes, simple y llanamente. Porque efectivamente eres lo contrario a mi y para cursi ya estoy yo, ajajaja... O tal vez porque me gusten los deportes de riesgo y juego a ver si soy capaz de que no me veas y asi no me amenaces con matarme si no te dejo comentario, ajajaja...

besos...Qettah

PD: tu puedes dejar de leerme y sufrirme, ajaja, ahora que ya te di las respuestas.

2:10 p. m.  
Blogger ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO said...

Como dijo la Dra. Parca ... eres genial con las letras !!! (pero no te lo creas).

Es toda una aventura leerte Doc.

Tienes una imaginación que nunca deja de sorprender.

Un abrazo y que Dios te bendiga,

Alejandro

3:44 p. m.  
Blogger Qettah said...

no doc...ayer vine a decirte algo al respecto de los contrarios, pero...dije me voy a morder la lengua, ajaja. Hoy ya no pude mordermela mas y si, vine y dije... y tu como sabes eso?, ajajaja...tienes poderes?, tendré que camuflarme mejor, ajaja..

Entonces te quedas, mmm...veo que eres un valiente, tsk, tsk (chasquido mafioso de lengua, ajaja)

Yo decidí hace mucho que me quedaría...

Besos...Qettah

5:28 p. m.  
Blogger FENIX said...

Serà acaso que somos como las serpientes ' que aùn despues de ser cortada la cabeza sigue teniendo movimiento el cuerpo ?

bien Blood, hasta me imaginè como el protagonista, pude ver la gente frente a mi.

un saludo !!!

8:42 p. m.  
Blogger elisa de cremona said...

uyy uyy...
intantánea y abrupta, no?

un saludo

10:11 a. m.  
Blogger Icy said...

Ayyy Doc, qué macabro!!!!
Le sentí hasta el olor al canastito... ufffffffff!!!

Bueno!!

Y yeap! estoy pero con mucha pega y media enfermita. Publiqué algo a la rapidita. Vaya a ver cuando pueda.

Besitos,

Icy

12:10 a. m.  
Blogger COLECTIVERO_SATANICO said...

"DesKabellada" historia.

Saludos Blood.

6:27 a. m.  
Blogger Mary Lovecraft said...

Ju ju yo también pensé en un parto múltiple y es martes!

genial el relato, y de lo más desconcertante el poder ponerse en el pellejo del protagonista justo en el momento final :?

saludos,
Mary.

1:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home