Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, junio 29, 2011

Ciclo vital

Se acercaba, lenta pero impostergablemente, el momento de dejar de existir. Ya había cumplido su ciclo, y la ley de la vida era una de las pocas inviolables en la tierra. Como todos sentía que no había alcanzado a hacer todo lo que quería hacer, que habían quedado sueños e ideales guardados y que no se concretarían; pero ello no era incumbencia ni culpa más que de él. Su frecuencia cardíaca aumentaba, cada vez se hacía más difícil respirar. En ese instante deseaba que el
final fuera rápido e indoloro, pero sabía en su interior que no podía ser así.

Desde que tenía uso de razón había luchado por cumplir todos los objetivos que la realidad obliga a cumplir, pero ello no lo dejaba satisfecho. La humanidad era más que pasar etapas, era sentimientos, actos, ilusiones, muchos de los cuales no había sido capaz de terminar. Por lo menos tenía el consuelo de haber hecho feliz a la mujer que amaba y que lo acompañaba en su camino.

Se acercaba, lenta pero impostergablemente, el momento de dejar de existir. Ya no podía resistir más en su mundo, había que partir a una nueva vida. No quedaba más que dejar de existir como feto y nacer.

4 Comments:

Blogger Daniel. Te invito a visitar http://eldeportero.wordpress.com said...

Buen final, lo encontré inesperado. Saludos Doc

9:56 p. m.  
Blogger David C. said...

Que sorpresa. Bien.

10:35 p. m.  
Blogger C.G. said...

:-)
Ciclo somos...

10:58 p. m.  
Blogger Sara said...

Weno, me gustan tus cuentos de muerte.

6:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home