Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, junio 07, 2006

El saco

Arrastro mis pasos por la larga avenida que atraviesa la ciudad. La oscuridad oculta mi dolor, impidiendo a los pocos que transitan a esta hora ver las lágrimas que pudieran haber corrido por mi rostro, ahora inmutable. Tras de mi, colgando de mis brazos y en un gran saco, arrastro el peso inerte que como condena se me asignó. Tanto es el tiempo que llevo recorriendo con este peso que ya perdí la cuenta; he llegado a pensar que nací con el, pues no tengo conciencia de no haberlo arrastrado en algún período de mi existencia.

Los años van pasando, dejando huellas por todos lados. Ya estoy entrecano, las arrugas empiezan a aflorar (junto con el abdomen que crece con mayor velocidad), las fuerzas disminuyen, el peso aumenta, las ganas son escasas... y el saco cada día pesa más.

Cuando lo pienso y hago memoria, el saco ha cambiado junto conmigo. Cuando niño era liviano y de colores, casi me arrastraba en los juegos, y era yo quien debía frenarlo para no corren tanto y poder estudiar. De joven, seguía de colores vivos, sobrio pero de colores vivos; pesaba más pero aún era tolerable, y en más de una ocasión me arrastró a alguna fiesta, o hacia alguna amiga, pero como siempre lograba contenerlo; había cosas más importantes que hacer, y el tiempo no me sobra (ese es otro saco, que siempre pasa vacío...).

Con los años el saco se puso oscuro, pero aún con cierto brillo. Su peso aumentaba pero mis fuerzas alcanzaban. El saco me guiaba hacia nuevos desafíos, hacia riesgos controlables que podrían desencadenar cambios en mi existencia; como siempre logré atajarlo: nada hay mejor que la estabilidad.

Y he aquí que con los años termino arrastrando un inerte y gran saco gris, que ya no se mueve hacia ningún lado sino sólo si yo lo arrastro; que ya no cambia de colores pues los agotó todos, y no los aproveché; que ya inclusive dejó de aumentar de peso, pues tarde vi que el saco llevaba todas las esperanzas y sueños no cumplidos de mi vida, todos los proyectos inconclusos, las metas no batidas, los ideales que no se hicieron realidad; y ya no puede hacerse más pesado, pues las esperanzas, sueños, proyectos, metas e ideales se me acabaron. Queda entonces la conformidad que seguirá pesando lo mismo por toda la eternidad...
.

22 Comments:

Blogger Criatura Nocturna said...

No Blood, el saco cambia efectivamente con el tiempo, pero está en ti volverlo a llenar de nuevas perversiones que alegren tus días.
No lo arrastre tanto y ábralo, para que se entren nuevos anhelos.

Saludos

12:44 a. m.  
Blogger ♦♦♦sol♦de♦soles♦♦♦ said...

¿ qué pasó ? ¿conformidad en ti ?
NO lo creo... eres muy creativo y
trascendente, yo he aprendido mucho al leerte,¿ un mal día te agarró inspirado ? todos los tenemos... YO creo en ti, en tu fuerza que va más allá de tu humor negro o rojo, en esa manera que tienes de entretenernos, mira a tu alrededor, navega por todos los mares que encuentres y sabrás que eres ÚNICO y necesario. con todo el
cariño y la admiración que te tengo...besos...

2:07 a. m.  
Blogger AkashA DulcineA said...

Ehjmmm, ¿acaso me equivoqué de blog?, pareciera que a veces Blood escribe con Pepe grillo, ¿revives la conciencia?, esa sí vale la pena dejar atrás, ni siquiera la cargues en el saco, que por un segundo creí lleno de cabezas ensangrentadas...

Nocturnos aullidos, es decir, saludos.

2:47 a. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

Bloody...

tierna calavera...

Dejese de jodd...pele billetera, vaya a alguna tienda de sacos originales Y COMPRESE OTRO!!!!!


Me avisa la hora, lo acompano, solo tengo tiempo a las 2 de la manana

jajaja


Petra

Dejo vino de la casa

11:26 a. m.  
Blogger Daniel said...

Doc, el saco puede volver a llenarlo de muchas cosas buenas, limpielo, quitelé el negro y el gris y llenelo de colores nuevamente.

1:30 p. m.  
Blogger Atcharya said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

3:39 a. m.  
Blogger Atcharya said...

Estos escritos, así como me agradan también han de confundirme...
Y es que no sé si Dr. Blood, es el que escribe o no...
Creo en todo caso que ES real, tanto así como lo es su creador, de hecho Dr. Blood, es nutrido permanentemente de él y a él debe su existencia y vivencias..
Sangriento y todo Blood es increíble. Extrañaba a ese chiquillo la verdad.... Lo extrañaba.

Me uno al comentario de Petra del Norte...

Y también dejo aquí, peeeeero sólo una copa, no querríamos ver a Blood por la vida caminando ebrio.., Late Harves.. mi preferidoo:D

3:41 a. m.  
Blogger C.G. said...

"De vez en cuando
nuestro cielo está oscuro,
revuelto,
muerto...

De vez en cuando
sentimos que
nuestro cuerpo es tierra,
es acero,
es nudo,
es ceniza,
es fuego...

De vez en cuando
nos damos cuenta
que nuestros sueños,
que todos nuestros sueños
vagan enmudecidos
sordos y ciegos,
y en un saco gris
los arrastramos en silencio..."

Nos leemos en cualquier formato...

12:11 a. m.  
Blogger mago said...

Quizá el trabajo q tenemos cuando empezamos a ser mayores. Es mantener o aumentar el saco de los sueños. Seguro q algunos se realizan. Siempre esta el afán d mejorar este mundo pa nuestros descendientes. Un abrazo.

11:53 a. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

oiga...ahi puse la carta, anoche estaba inspirada y tambien puse un versito (no se que me pasa, estoy romantica, doy asco, help me)

Espero su final, es un desafio, se que usted no me va a fallar..NUNCA lo hace.

Petra

12:09 p. m.  
Blogger vylia said...

El mío ha perdido su brillo. Debió olvidarlo en algún cruce del camino.

Un abrazo.

11:49 p. m.  
Blogger Plumestosa said...

El saco pesa cada vez más, lo mio es apenas una mochila, por ahora está adornada, y no importa cuanto pese, pues me gusta llevarla, y todos dice: oh! que grande mochila lleva ella, sin embargo, toda carga, baja un poco los hombros, y el cielo se hace lejano... ay doc.... que cierto y veraz escrito....
mi carga es pesada, sin embargo, te ofrezco un cpoo de ayuda, si es que necesitas secar las lágrimas de tu rostro, sin que nadie te robe el saco....
besotes!

12:36 a. m.  
Blogger Mar de Isaac said...

Mi maldita piel ya la veo gris.

11:58 a. m.  
Blogger Águila libre said...

Hola, ojalá la puedas vaciar y llenar de cosas bellas, pero una sola pregunta ¿cómo lo hago yo para vaciar la mia?

Muchos cariños

María Paz

10:41 p. m.  
Blogger Die Walküre said...

Querido Doctor...una publicación muy diferente...me ha conmovido...
No todo se agota...siempre hay tiempo...
Cuidese mucho
Auf Wiedersehen!

12:10 a. m.  
Blogger Sorecita said...

...ufff Querido Dr. sanguinolento, pucha que me costo para comentarle el post, el PC terco no me dejaba subirlo, en fin...solo un minuto de reflexión sobre como asumimos nuestras vidas y los deseos...muy bueno...

Saludos
Las Sores

7:43 p. m.  
Blogger aquasol2 said...

Pues tambien aqui estoy.........y te invito a leer mi post "El momento de las sumas"...para que te llenes de esperanza y energia.No es verdad que hay que resignarse, hauy que sacarle lo positivo a todo, a cada etapa de la vida, haya sido como haya sido; hemos sido afortunados en vivirlas y de haber salido enteros de ellas, por lo menos con grandes lecciones; no todo debe ser reproche; no podemos ser siempre tan estrictos y severos criticos de nosotros m ismos y de nuestra actuacion en la vida!!! Acaso hay una escuela para eso?...no......vamos viendo que hacer, segun vaya viniendo la vida, dia tras dia........asi que no te resignes!!! Mira lo que viene delante con la misma alegria que lo veias cuando tu saco era de colores pero sin experiencia; se supone que la experiencia, te de una forma mejor de vivir lo que llega y de disfrutarlo tambien!
W la vida!!!
Saludos!!!

8:02 p. m.  
Blogger yhallo said...

"y ya no puede hacerse más pesado, pues las esperanzas, sueños, proyectos, metas e ideales se me acabaron."
bajo esa perspectiva haces carne el simbolo de tu blog. creo solo debes acomodar tu saco, quizas ventilarlo un poco, los sueños son ilimitados las esperanzas siempre estan ahí, es más con mi último suspiro espero vencer la muerte jesús asi lo dijo.

8:58 p. m.  
Blogger Lore Ortiz said...

El saco de la vida... los errores pesan más que las buenas acciones. Las culpas también se cargan por siempre... Pero la vida en sí no debería pesar menos que la "no vida". La analogía de tener más músculo que grasa en el cuerpo... mejor tener más memerias positivas que negativas... y así al morir sentir que la vida valió la pena...

Un beso, chau
Lore

PS. Me gustó el post.

1:29 a. m.  
Blogger La hormiguita said...

Muy intenso. Saludos.

6:08 a. m.  
Blogger princesa said...

oscurooooo todo puede iluminarse todavia eh

8:29 p. m.  
Blogger Då®th Pëgå$ø Nåzgü£ † ™ said...

el saco ese se puede rajar y asi dejar ke todos esos proyectos y sueños lleguen a algo en concreto

nos leemos

11:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home