Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, septiembre 09, 2009

Avance

Mientras caminaba con lentitud por las mismas calles de siempre de la mano de su madre, el pequeño niño avanzaba sin tener conciencia de nada. Desconectado por completo de la realidad que lo rodeaba, el niño se desplazaba tal y como lo hacía todos los días: en la mañana hacia el colegio, en la tarde hacia su casa. Cada cosa que su cuerpo hacía era guiado por adultos: su madre, su padre, sus abuelos, sus tíos, sus profesores, sus doctores, sus terapeutas. Pero su mente seguía siendo territorio inexpugnable para todos quienes quisieran desentrañar sus secretos.

Su padre era un político conocido, odiado por muchos por no querer jugar el juego de la corrupción: sus acciones ponían día tras día en riesgo la estabilidad de las mafias de poder, lo que nada significaba para su hijo. El pequeño no sabía de amenazas de muerte, de miedo, de sobornos ni guardaespaldas, él simplemente seguía los pasos de su madre tomado de su mano.

Aquella mañana la madre salió algo más temprano con el pequeño pues quería volver antes a la casa para poder ir a hacer algunos trámites pendientes que tomaban bastante tiempo; ello impidió que el guardaespaldas la acompañara pues aún no empezaba su turno. Cuando la mujer y su hijo iban a mitad de camino un vehículo se detuvo bruscamente al lado suyo y un hombre armado bajó y sin mediar provocación descargó todo el cargador de su pistola sobre la mujer. La sorpresa en sus ojos al ver las balas levitando frente al cuerpo de su víctima dio paso al terror al ver que bruscamente giraron sobre su eje y se dirigieron directo a su corazón. La mujer estaba estupefacta y presa del pánico; de pronto un suave pero firme tirón a su mano empezó a guiar sus pasos hacia el colegio: la mente del pequeño ya se había encargado del problema, así que no había motivos para demorar más el avance suyo de cada día…

8 Comments:

Blogger Daniel said...

No me imagino un poder de ese tipo en manos del hijo de un político. Mi mente empieza a pensar en conspiraciones de manera inmediata.
Saludos

8:01 p. m.  
Blogger MNB said...

Ups. No entendí el final. Parece que estoy muy lenta de mente.

Cariños.

12:32 p. m.  
Blogger PsIcK said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

10:02 p. m.  
Blogger PsIcK said...

oH gosh!!!
que pasa ultimamente con los niños??? o sea losniños macabros nos persiguen...
me gustó, pero definitivamente me estoy convenciendo q tener niños es una mala idea...

Saludos le enviamos desde el PsIcKiatrico, Doc!

10:02 p. m.  
Blogger PsIcK said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

10:02 p. m.  
Blogger PsIcK said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

10:02 p. m.  
Blogger PsIcK said...

wooooo Doc, terminé de leer Klaus... y me quedé para adentro, me encantó el final, aunque... debo confesar que me lo esperaba, tenía una sospecha, es que son muchos años de leer el género.
Pero comentario final: Muuuuuy bueno!

Saludos le enviamos desde el PsIcKiatrico, Doc!!!

2:00 a. m.  
Anonymous Julio said...

El odio es un reflejo de nuestro corazón... y a los políticos buenos o malos hay que mantenerse alejado.

10:16 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home