Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, julio 06, 2011

Marte

La flota espacial estaba lista a amartizar, luego de un par de meses de viaje desde la Tierra. Las esperanzas de toda una civilización estaban puestas en esa travesía, como única salida para poder sobrevivir. Luego de siglos de consumo y destrucción indiscriminados, el planeta madre de los humanos estaba ad portas de la muerte. De nada sirvieron los esfuerzos tardíos y más bien publicitarios que se intentaron a fines del siglo 20 y principios del 21. En esos instantes, apenas pasado el 2050, se había llegado al punto de no retorno y no quedaba más que huir del planeta hacia el cuerpo más cercano, luego de la explosión de la luna en el 2030 gracias a los intentos de explotación de recursos de aquella añorada piedra.

Cientos de viajes no tripulados se habían enviado a Marte, donde los robots habían hecho de las suyas explorando, trepanando y analizando su superficie y algo de profundidad tratando de desentrañar sus secretos. Habían encontrado minerales, algunas bacterias y agua congelada, sustratos suficientes para las máquinas generadoras de oxígeno que permitirían a las siguientes generaciones contar con atmósfera y no depender de los domos donde vivirían los primeros humanos en llegar al planeta. En el 2045 las primeras colonias se habían establecido, preparando el camino y las condiciones para el viaje de toda la humanidad a su nuevo destino. Sin mayores sobresaltos habían logrado empezar la conquista del planeta, salvo los típicos derrumbes, accidentes laborales, y uno que otro temblor en forma de vibración que agitaba sus domos de vez en cuando. Así, en cinco años la superficie de Marte quedó cubierta de una red gigantesca de domos y conexiones que permitirían a toda la humanidad seguir con su destino lejos de la ya muerta Tierra.

La flota espacial estaba lista a amartizar, luego de un par de meses de viaje desde la Tierra. Finalmente había terminado la conquista de Marte; toda la humanidad se había mudado, y el planeta de origen no era más que un reflejo en el espacio, visible sólo gracias a los telescopios que algunos pocos apuntaban para no olvidar el daño causado y tratar de sacar lecciones. De pronto una leve vibración se sintió en todo el planeta, que fue interpretado como uno de aquellos tantos temblores ocurridos durante la construcción de la nueva civilización. Un par de minutos después Marte entró en ignición, quemando todo y a todos quienes habitaban su superficie. La humanidad había cometido otro error, creyendo que Ares era sólo mitología...

6 Comments:

Blogger C.G. said...

Jajajajajaja...
Genial. Uno de los mejores esde hace harto rato.
Es el tipo de relatos que yo te admiro. ;-)

7:45 p. m.  
Blogger Cardito said...

Y buéh... tal parece que la humanidad sobrevivió al 2012... la justicia puede tardar pero, de un modo u otro, siempre llega.

Me gustó :)

SALUDos!

7:57 p. m.  
Blogger Sander said...

Si nos morimos va a ser de puro imbéciles. Buen cuento, gracias.

8:50 p. m.  
Blogger Clo... LA VILLANA said...

Ares... Siempre Ares. tan bélicos somos??
Besos.Muacc

10:54 p. m.  
Blogger Icy said...

GENIAL!!! Este tipo de historias tuyas las disfruto de principio a fin... El fin que me gusta también, con esas frases finales pa'l bronce... Y tienes razón, muchas de las cosas que creemos que son "puro cuento" terminan siendo sorprendentemente MUY reales!!!!
Buenísimo lo que logras poner en nuestra imaginación!!!

Un abrazote!!!

Icy.

2:39 a. m.  
Blogger LA LOCA DE LA CASA said...

Me alegro que recrees de esta forma la estupidez humana. Saludos

10:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home