Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, mayo 16, 2012

Mamá


-Hola mamá.
-Hola hijo, ¿cómo estás?
-Mal mamá.
-¿Qué te pasó, negrito?
-Lo de siempre mamita.
-¿Te asaltaron de nuevo?
-Sí mamá, entre cuatro.
-Pucha hijo, ¿y qué te pasó esta vez?
-Lo de siempre viejita, me atacaron entre los cuatro y me defendí.
-¿Cuántas veces te he dicho que no hagas eso?
-Hartas, mamá.
-Y nunca me haces caso... ¿y en qué terminó todo?
-Me pegaron entre los cuatro, primero de pie con palos y luego en el suelo a patadas en la cabeza.
-Dios mío... ¿y qué pasó?
-Me mataron mamita.
-Lo imaginaba...
-Mamá...
-¿Sabes hijo? Tú no quieres aprender. Te lo he dicho hasta el cansancio, si te asaltan entrega todo. Pero no, te crees superhéroe, enfrentas a los criminales y terminas muerto, ¿y qué viene después?
-Mamá...
-Lo de siempre. Revives, los asesinos se asustan, te paras...
-Pero mamá...
-Los matas y luego te los comes.
-Mami...
-¿Y a quién culpan después de la obesidad del porfiado? A la mala madre que no controla la dieta de su hijo...

2 Comments:

Blogger Clo Arre said...

Jajaja, gore, puro goreee!!
buen dialogo este :)

1:29 a. m.  
Blogger fran said...

Que buen dialogo xD que detalle la madre xD

11:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home