Si entras a este blog es bajo tu absoluta responsabilidad. Nadie asegura que salgas vivo... o entero. Si imaginaste que aquellas pesadillas interminables que sufrí­as de niño cuando te daba fiebre eran horrorosas, prepárate para conocer una nueva dimensión de la palabra HORROR...

miércoles, febrero 06, 2013

Odio

Los odio a todos. La rabia casi no me deja pensar... de hecho no pensé cuando los maté. Pero eso no les da derecho a no dejarme dormir con su parafernalia fantasmagórica, apariciones y demases, como si ninguno de ustedes hubiera cometido algún error en su vida. El mío fue haberlos conocido y haberme preocupado por ustedes, si no los hubiera tomado en cuenta tal vez no los habría asesinado... bueno, no tan violenta ni alevosamente... o tal vez sí, pero sin haberme ensañado tanto con sus restos. El asunto es que por culpa de ustedes, muertos de mierda, no puedo dormir, y cuando no duermo me pongo mal genio y empiezo a matar... sí, sé que suena estúpido meterme en esto, mato, me penan, no duermo, más mato, más me penan... ¿pero qué se supone que haga, que me quede tranquilo con el insomnio, o acaso suponen que tomaré pastillitas para el sueño y la ansiedad? El último psiquiatra que intentó forzarme a tomar pastillas terminó dos metros bajo tierra... bueno, no todo, sólo su torso; sus brazos los dejé en un cerro, sus piernas las tiré a un río y la cabeza... no, no quieren saberlo...

Los odio a todos. Sociedad de mierda, se vuelven locos con sus porquerías de normas, leyes, reglamentos... ¿alguno de ustedes se acuerdan que esto en que estamos metidos se llama “vida” y no “regimiento”, ni “cárcel”? Todo normado, todo con horarios, todo con límites... ¿no se aburren de esta endemoniada manía por convertir todo en una rutina sin sentido? Y después preguntan por qué los odio... por lateros, por cuadrados, por obsesivos. Y el odio que me generan lleva a la agresión, la agresión al homicidio, y el homicidio al descuartizamiento. ¿Ven? Todo es culpa de ustedes, si no fueran tan odiables la historia sería completamente... no, levemente distinta. Así que ustedes se lo buscaron, y por eso murieron, y los que aún quedan vivos seguirán muriendo... así que dejen de botarme las cosas, hacer ruidos y aparecer transparentes de entre los muros de mi casa para internarse en el techo o en el suelo. No me asustan, nada me asusta; es más, me divierto al ver que después de muertos y descuartizados sus fantasmas siguen enteros. De hecho lo olvidaba, tengo que darles las gracias: obvio, ahora que sé que sus espectros siguen enteros no hay cargo de conciencia al destrozarlos... bueno, de hecho nunca lo ha habido, el único problema del descuartizamiento es lograr sacar todos los restos al lavar mi ropa, y tener que repartir y esconder los pedazos; bueno, igual es entretenido buscar lugares raros para esconder los pedazos para volver locos a los fiscales y a las policías. Pero ahora que veo a sus fantasmas enteros, simplemente trituro todo, y la pasta que queda la mezclo con tierra para hacer abono. Ojalá no esté equivocado, y se me aparezca un fantasma con forma de carne molida.

Los odio a todos. Pero a los que más odio es a ustedes, fantasmas de mierda. Me molestan a cada rato, se amontonan por todas partes, y a diferencia de los vivos, a ustedes no los puedo corretear ni espantar; siguen ahí, me interrumpen hasta en el baño. Pero no se van a salir con la suya, espectros hijos de perra; el odio por ustedes es mayor que el odio por los vivos, así que ya tomé una determinación: sí, me mataré. Me mataré y me convertiré en un patético fantasma, tal como ustedes, así los podré perseguir, matar sus espectros y descuartizar sus almas. Me pregunto si los espectros tendrán fantasmas...

1 Comments:

Blogger Clo Arre said...

Si, los fantas mas son lo peor... los odio también XD

11:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home